MAXIA FLY RODS (I)

MAXIA FLY RODS (I)

MAXIA FLY RODS

 

Desde que conocí a Alejandro Viñuales en un curso de lanzado quedé impresionado por las cañas Maxia, tanto por la calidad de su blank como por sus principales virtudes: suavidad y potencia, a las que también podríamos añadir: ligereza y precisión.

Alejandro Viñuales es un apasionado de la pesca a mosca. Algunos amigos como Jon Huerga, le llaman “el sabio de las cañas de mosca”. Alejandro además de un expertísimo fly caster (Master Caster Instructor por IFFF intenational fly fishers federation) es un gran pescador de truchas, salmones y reos. Afincado en Asturias cerca de las orillas del Narcea, decidió hace bastantes años dedicarse a la fabricación de cañas de mosca para la venta comercial pero fabricadas siempre de un modo artesanal.

El taller Maxia.

El taller Maxia.

 

Las cañas Maxia son el resultado de una concienzuda investigación por parte de un equipo de ingenieros y pescadores que desde el primer momento ha buscado crear un blank que sea ligero, preciso, cómodo en el lanzamiento, suficientemente potente para tratar con grandes peces y al mismo tiempo suave y que tenga esa característica tan difícil de encontrar en una caña de mosca: que la caña pesque bien de cerca y de lejos y con la misma facilidad.

 

Sacando los blanks del horno.

Sacando los blanks del horno.

 

Todo esto como comprenderán no es fácil de hacer y menos en el primer intento. Para esto Alejandro dedico muchas horas para llevarlo a cabo y conseguirlo a un precio decente, que aunque algunos puede parecerles un tanto costoso (495€ los modelos superiores) es de sobras compensado con la enorme versatilidad del blank (compuesto de fibras de grafito multimódulo de altísima calidad) que permite pescar con una caña que se nota muy ligera en la mano a cualquier distancia con gran comodidad y precisión. Es también muy significativo que es de las pocas marcas en el mundo (como Sage, Orvis, Gary Loomis) y la única marca española de cañas de mosca que se fabrica sus propios blanks.

 

Los blanks en el congelador para luego convertirse en cañas de mosca.

Los blanks en el congelador para luego convertirse en cañas de mosca.

 

Las cañas son fabricadas, montadas y acabadas íntegramente en Asturias cerca de Gijón,en una fábrica-taller por un reducido número de personas conducidas por Alejandro Viñuales de un modo muy artesanal y que empieza por doblar y encajar las láminas de grafito en los mandriles para que una vez fijados y prensados por la máquina pasen al horno donde a una temperatura de 130ºC pasarán unas horas para luego ser liberados del mandril, pulirlos y después pasar al montaje de la caña de mosca. Estas cañas de mosca serán de 3 o 4 tramos o secciones según criterios de montaje de las mismas. (En principio las cañas de 2 o 3 tramos y aún más, las cañas de un único tramo serían las mejores con respecto a la buena mecánica del lanzado, ya que cuanto menos secciones menos interrupciones con segmentos en el momento en que el blank de nuestra caña se está doblando para lanzar.)

 

Sacándo el blank del mandril.

Sacándo el blank del mandril.

 

Las cañas de mosca Maxia se dividen en cañas de una mano y cañas de dos manos. Las cañas de una mano tienen diferentes calidades y variantes como ahora detallaré seguidamente. Las cañas de dos manos indicadas para la pesca del Salmón Atlántico, Steelhead y otras grandes truchas migradoras y salmones del pacífico, se dividen en los modelos para las variantes Spey, Scandinavian y Switch.

CAÑAS MAXIA DE UNA MANO

CAÑAS MAXIA MX

Con miles de unidades vendidas son las cañas más representativas de la marca. Son cañas de mosca para pescar truchas principalmente (también reos cantábricos y tímalos) y los blanks seleccionados van desde cortas longitudes de 7.6 pies con una línea 3, hasta una 12 pies y línea 4. Los 20 modelos que confeccionan la gama MAXIA MX, la mitad son en la numeración de línea 4 y las restantes en numeración 3 y algunas en línea 2, 5 e incluso 0.

La gama MX es una selección de cañas para pescar a ninfa al estilo europeo o al hilo con longitudes que van de los 10 pies a los 12 pies. También una selección de cañas de 9.6 pies para pescar de forma mixta a ninfa y a mosca seca o en tándem.

 

Los blanks terminados listos para ser examinados para convertirse en cañas de mosca.

Los blanks terminados listos para ser examinados para convertirse en cañas de mosca.

 

El blank de las MX como en todas las cañas que fabrica Maxia, es un blank multimódulo (es decir de diferente dureza y rigidez) que unido a la altísima calidad de las láminas del carbono grafito hacen de las MAXIA MX unas cañas ligeras y sensibles (algo muy importante cuando se pesca al hilo) y al mismo tiempo potentes para trabajar grandes peces ya que el talón de la caña está especialmente estudiado (a diferencia de muchas otras de la competencia) para entrar en acción cuando se combate con una buena pieza. La precisión y la comodidad que ofrecen las cañas Maxia MX es muy difícil de igualar por otras marcas, más aún cuando se trata de jornadas de muchas horas de pesca. Las cañas Maxia MX permiten pescar horas y horas sin que nuestro brazo y espalda acusen la fatiga.

 

Todos los blanks que no pasan la prueba son desechados y puestos en pilas para ser eliminados en un punto de reciclaje.

Todos los blanks que no pasan la prueba son desechados y puestos en pilas para ser eliminados en un punto de reciclaje.

 

El punto más fuerte que destacan los pescadores de ninfa al hilo es la clavada del pez. La Maxia MX es tan sensible y cuenta con una acción de punta tan rápida que es capaz de clavar al pez más pequeño que aprese por un momento nuestra ninfa artificial y también esa vieja resabiada que lo suelta todo al más mínimo síntoma de engaño.

Este último detalle, en apariencia poco vistoso, es de suma importancia porque muchísimas veces la oportunidad de la jornada depende sólo de un segundo y unas pocas ocasiones.

~Carles V.

Translate »