TRES LIBROS

Antes del auge de internet si se quería leer para aprender, saber cosas nuevas o simplemente informarse sobre pesca a mosca, había que comprar libros, revistas de pesca o vídeos para estar al día. Hoy en día todo ha cambiado y basta poner en la maquinita electrónica lo que uno desee buscar y esta le proporcionará tan vasta información que en algunos casos roza lo inacabable.

Los libros hoy en día, aunque la gente sigue comprándolos, están para quien quiere leer una novela nueva, estudiar o para temas muy específicos como la pesca a mosca entre muchos otros. El resultado es que actualmente las ediciones o tiradas de un libro son cortas, en algunos casos existen reediciones del mismo y en otros muchos simplemente desaparecen por falta de lectores, es decir, el libro no se vende o se vende muy poco y cuando se acaban los ejemplares no se reedita de nuevo.

Es una lástima que no se publiquen con cierta frecuencia nuevos libros sobre pesca a mosca en nuestro país. La mayoría de nuestros libros de pesca a mosca son de autores extranjeros y que una mano bondadosa ha tenido la gentileza en traducirlos, imprimirlos y editarlos para que los interesados en este deporte dispongan de una información y una lectura de calidad en sus bibliotecas.

En la década de los noventa había varias editoriales que pertenecían a apasionados pescadores de mosca. Estos se preocuparon para que llegasen a nuestras manos unos libros tan apasionados y bellos que su lectura resulta muy agradable al tiempo que nos proporcionan un gran número de conocimientos. Algunos de ellos casi son un legado intemporal que a medida que pasan los años siguen en plena vigencia, al menos en su contenido.

Los tres libros que me han fascinado desde el primer momento son difíciles de encontrar por los motivos anteriormente expuestos, pero aún es posible conseguirlos en el mercado de segunda mano con un poco de paciencia y perseverancia.

THE TROUT FISHERMANS BIBLE (Dan Holland)

Aquí apareció como MANUAL DEL PESCADOR DE TRUCHAS y fue editado por la editorial SINTES en el año 1966. Este es el más difícil de encontrar y para mí el más precioso de todos.

Holland era pescador y cazador, un auténtico sportsman de USA, su padre también fue un gran pescador que había trabajado en del departamento de caza, pesca y vida salvaje de los Estados Unidos.

Se trata de un libro muy ameno, está escrito de una forma llana y muy espontánea, (aunque en la traducción no se refleje suficientemente), y el compendio de conocimientos es tan vasto y el número de capítulos tan amplio que al autor no se le ocurrió mejor nombre que el de la Biblia de la pesca de la trucha.

Comienza describiendo a todas las especies de truchas que actualmente habitan en norte América, los orígenes de la trucha marrón, su aclimatación a las nuevas aguas, las costumbres de esta. Prosigue la descripción de las especies distinguiendo las truchas de los chars. El char son aquellas truchas (falsas truchas o salmones de agua dulce, como las define Holland) que no pertenecen al género Salmo. Los chars son del género Salvelinus y son estos quienes abren el libro. También describe al tímalo y de la Dolly Varden dice que no hay trucha que tenga un nombre más hermoso.

El capítulo tercero empieza así “es un hecho triste que solo el 10% de los pescadores se lleven el 90% de las truchas capturadas. Esto ocurre en todas partes”. Para continuar explicando que el propósito del libro es hacer mejor pescador a todo el que lo lea y para ello no quiere descuidar ningún aspecto.

El libro de Dan Holland tiene dos colaboradores de excepción: Ted Trueblood y Corey Ford. Ambos articulistas asiduos de Field&Stream. Ford además fue un gran escritor sobre caza y pesca y todo lo relacionado con la vida al aire libre. Ted Trueblood era un gran especialista en la pesca a ninfa y en los lagos.

El libro prosigue en varios capítulos más donde se describe y estudian los sentidos de la trucha, la fisiología, las costumbres y la alimentación de esta, todo en casi cien páginas. Un aspecto importante a destacar es la enorme cantidad de fotografías de la época. Están hechas de una manera muy espontánea y reflejan claramente la emoción y la belleza del momento. Son todas en blanco y negro consiguiendo encajar brillantemente en toda la obra.

Desde el capítulo séptimo al décimoquarto no se habla nada más que de la pesca a mosca. En estos capítulos se describen todas las técnicas de pesca a mosca y cada una tiene su capítulo propio. Mención aparte es el apartado sobre la pesca con Streamers y moscas nadadoras. Todos los lanzamientos más utilizados en pesca a mosca tienen sus apartados y el modo de realizarlos.

El libro tiene 50 páginas destinadas al lanzado ligero y pesado, aunque todo el libro está orientado y confluye con el fly fishing. Para terminar el autor dedica varios capítulos a la pesca de truchas en los lagos y acaba su apasionante aventura describiendo las técnicas y las formas de pescar en lugares muy pescados, cómo conseguir grandes capturas y cómo manejar y cobrar una trucha. En resumen 400 páginas de pura pasión por la pesca, sensibilidad y simpatía, hacen su lectura muy agradable.

El libro tiene una apuesta clara por la pesca sin muerte, algo sorprendente para la época en que fue escrito (1962), la gran cantidad de conocimientos que expone, unidos a la pasión espontánea y el profundo saber de la pesca a mosca hacen de esta obra mi libro de pesca favorito. Fue precisamente este libro quien me indujo a ser el pescador que soy.

~Carles V.

Scroll al inicio